Medidas de seguridad en la construcción

Toda persona que posee una empresa de construcción y tiene empleados o bien aquellos individuos que contratan albañiles y personal específico para hacer refacciones en sus propiedades, sabe que la seguridad en la obra es fundamental.

No solamente para evitar problemas de estructuras y demoras en el proceso, sino fundamentalmente para salvaguardar la integridad de los trabajadores y prevenir accidentes o eventos desafortunados.

Edificar o hacer una reparación no siempre es tan sencillo como colocar placas antihumedad Leplak, sino que a menudo requiere maniobras peligrosas y que implican tomar una serie de recaudos. Veamos cuáles son las medidas de seguridad en una obra en construcción.

Elementos de protección personal

Toda persona que trabaje dentro de la edificación, e incluso aquellos que vayan a visitar las instalaciones, debe obligatoriamente colocarse un casco para circular dentro del perímetro. Su uso es imprescindible para evitar golpes y accidentes por caída de materiales o derrumbes.

Por otro lado, los empleados tienen que usar, además de cascos resistentes, botas de seguridad, es decir con puntera de metal  y suela antideslizante, así como también lentes sin perforaciones y guantes.

Por otro lado, si se trabaja a la intemperie o en la vía pública, es importante que los trabajadores posean chalecos reflectantes para prevenir accidentes por la acción de vehículos.

Si el personal de seguridad de la construcción constata que alguien no posee los elementos de seguridad correspondiente, debe prohibirle el ingreso a la obra hasta tanto no cumpla con las condiciones obligatorias.

Herramientas y elementos de trabajo

Las herramientas de trabajo portátiles siempre deben cargarse en estuches especiales para su transporte y jamás en los bolsillos, dado que pueden producir lesiones tanto al portarlas como al caerse.

Por otro lado, es imprescindible que el encargado de la obra revise el correcto funcionamiento de los materiales eléctricos porque un aparato que no está en buenas condiciones podría causar accidentes y lastimaduras a los usuarios.

Asimismo, en construcciones en altura, las escaleras deben estar apoyadas en lugares seguros y firmes sobre terrenos planos, poseer maderas o materiales en buen estado y peldaños de al menos 60 centímetros de ancho.

En caso de usar andamios, estos deben ser lo suficientemente resistentes para soportar el peso de todos los trabajadores que se deben subir en simultáneo. Además, tiene que contar con tabla guardapiés y barandas de seguridad.

Adicionalmente, todos los elementos que se apoyen en ellos deben estar correctamente amurados y sujetos. Una vez que se termina de usar el andamio, se debe retirar de las instalaciones para evitar riesgos de caídas.

Orden y limpieza de los materiales

Los insumos deben almacenarse lejos de los espacios de trabajo y jamás tienen que dejarse en el suelo o en espacios en donde puedan caerse y producir lesiones a terceros.

Lo ideal es que cada trabajador se responsabilice de los equipos y herramientas que ha utilizado, guardándolos una vez que ha finalizado su tarea.

Si se cumplen estas condiciones, las probabilidades de que hayan accidentes disminuyen notablemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *